“Dios llora frente a las calamidades y las guerras”: Papa Francisco

27 de Octubre 2016
 OAC - Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
“Dios llora frente a las calamidades y las guerras”: Papa Francisco
A+ A-

El papa Francisco en la homilía de este jueves, criticó a los adoradores de dinero que favorecen las guerras así como la trata de personas y el tráfico de armas.

Durante la misa celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta, el Santo padre afirmó que Dios llora por la humanidad que no entiende “la paz que Él nos ofrece, la paz del amor”. Así mismo, explicó el Evangelio del día en el que Jesús en Jerusalén dice “¡Cuántas veces he querido reunir a todos los hijos como una gallina a sus polluelos y no habéis querido!”.

El Pontífice recordó la parábola del hijo pródigo cuando “le pide a su padre la herencia y se marcha. Ese padre no fue a sus vecinos a decirles: ‘¡Mira, mira lo que ha pasado! ¡Lo que este pobre desgraciado me ha hecho! Maldigo a este hijo. No, no ha dicho esto pero estoy seguro, quizás, que se fue a llorar a solas”. Se refirió también al padre, que no fue a lamentarse de lo sucedido con sus vecinos. “El padre continuamente subía a la terraza mirar el camino para ver si el hijo volvía”, ha indicado. Y un padre que hace esto es un padre que vive en el llanto, esperando que el hijo vuelve. “Este es el llanto de Dios Padre. Y con este es el llanto el Padre recrea en su Hijo toda la creación”, señaló el Santo padre.

Por otro lado, el papa Francisco rememoró el momento en el que Jesús va con la cruz camino al calvario. “Jesús le dice a las mujeres que lloraban, que no llorasen por Él, sino por sus hijos.  Por lo tanto, un llanto de padre y de madre que Dios también hoy continúa haciendo”.

El pontífice criticó a los adoradores de la guerra afirmando: “También hoy delante de las calamidades, de las desgracias, de las guerras que se hacen para adorar al dios dinero, a tantos inocentes asesinados por las bombas que lanzan los adoradores del ídolo dinero, también hoy el Padre llora, también hoy dice: ‘Jerusalén, Jerusalén, hijos míos, ¿qué estáis haciendo?’. Y lo dice a las pobres víctimas y también a los traficantes de armas y a todos aquellos que ven la vida de la gente. Nos hará bien pensar que nuestro Padre Dios se ha hecho hombre para poder llorar y nos hará bien pensar que nuestro Padre Dios hoy llora: llora por esta humanidad que no termina de entender la paz que Él nos ofrece, la paz del amor”.

Finalmente aseguró que “nos hará bien pensar que nuestro Padre Dios se ha hecho hombre para poder llorar y nos hará bien pensar que nuestro Padre Dios hoy llora. Llora por esta humanidad que no termina de entender la paz que Él nos ofrece, la paz del amor”.

Imágenes: La voz de la Iglesia, López-Dóriga Digital

Fuente: https://es.zenit.org

Desarrollo por San Pablo Multimedia