Tras paro camionero Iglesia en Boyacá hace un llamado a la prudencia

13 de Julio 2016
 Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones, OAC - Bogotá
Tras paro camionero Iglesia en Boyacá hace un llamado a la prudencia
A+ A-

A través de un comunicado de prensa la diócesis de Duitama-Sogamoso presidida por su obispo monseñor Misael Vacca Ramírez, manifestaron su preocupación ante las graves consecuencias que está generando el paro nacional camionero. En su mensaje resaltaron los esfuerzos hechos por las partes involucradas en el paro, pero insistieron que en las negociaciones debe primar los intereses comunes y no los beneficios particulares.

“Reconocemos y valoramos los esfuerzos que hacen los representantes del paro y de los gobiernos municipales, departamentales y nacionales y los invitamos para que colocando el interés común por encima del bien particular, se llegue a una pronta, eficaz y justa solución”, señala la misiva.

El comunicado concluye haciendo un llamado a la calma, para que cesen los brotes de violencia que hasta el momento deja ya un muerto y varias personas heridas.

 

COMUNICADO PARO NACIONAL CAMIONERO

 

La Iglesia católica, fiel al mandato de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, busca discernir los signos de los tiempos a la luz de la fe y está atenta a las necesidades de todos los hombres participando en sus penas y angustias, en sus alegrías y esperanzas.

El señor Obispo de la diócesis de Duitama-Sogamoso, monseñor Misael Vacca Ramírez, el clero diocesano y todos los agentes comprometidos en la pastoral de la Iglesia, manifiestan su preocupación por la situación del paro nacional camionero, que se ha recrudecido en los últimos días, llegando a situaciones no deseadas para ninguna persona de buena voluntad.

Reconocemos y valoramos los esfuerzos que hacen los representantes del paro y de los gobiernos municipales, departamentales y nacionales y los invitamos para que colocando el interés común por encima del bien particular, se llegue a una pronta, eficaz y justa solución; imploramos la sabiduría divina e invitamos a nuestras comunidades a unirnos en oración, para que esta situación que nos aqueja a todos, llegue a feliz término.

Invocamos la sabiduría y la prudencia necesarias para todos, a fin de saber asumir estos momentos, evitando cualquier recurso a la violencia, al irrespeto y violación de los derechos humanos.

Que el Señor, dador de todo bien, ilumine nuestras mentes y nuestros corazones para que la situación que nos aqueja, se soluciones, y así fortalezcamos los lazos de fraternidad y amistad en pro del progreso y la paz de nuestra nación.

En Jesucristo, Rey de paz.

+ Misael Vacca Ramírez Obispo de Duitama

 

(imagen: i1os.com) 

Fuente: CEC

Desarrollo por San Pablo Multimedia