Padre Adriano Tarrarán 50 años al servicio de la vida y de los que sufren en Colombia

25 de Julio 2014
 Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones - OAC Bogotá
Padre Adriano Tarrarán 50 años al servicio de la vida y de los que sufren en Colombia
A+ A-

La Familia Camiliana Laica en Colombia ha escrito la siguiente reseña y mensaje sobre el padre Adriano Tarrarán con motivo de sus 50 años al servicio de la vida y de los que sufren en Colombia, la arquidiócesis de Bogotá se une a este importante aniversario con los mejores deseos para que el Señor lo bendiga por muchos años más como presencia viva del evangelio. 

El padre Adriano Tarrarán nace en Italia. Realiza sus estudios en el Seminario de los Religiosos Camilos y en el año de 1964 es ordenado sacerdote en Mottinello, Italia.

En 1967 se ofrece como misionero para Colombia y asume el servicio como capellán en los hospitales de la Misericordia, San Juan de Dios, Materno Infantil y el ancianato Tres Esquinas para mujeres indigentes en Bogotá. En contacto con esta realidad del mundo de la salud se siente interpelado y decide emprender una reforma en favor de los más necesitados, los enfermos, en fidelidad a la intuición original de su fundador San Camilo de Lelis: Recuperar el respeto por la dignidad y sacralidad de la persona humana, la asistencia integral al enfermo y su familia, la formación humana y ética de los trabajadores de la salud y el compromiso gratuito y voluntario de los laicos al servicio de los enfermos.

Su primera intuición es estructurar un programa de formación en humanización y ética, y generar un proceso de reflexión sobre la manera cómo se prestan los servicios de salud y promover el crecimiento humano y profesional de los trabajadores de las instituciones de salud. Para concretar esta intuición sueña con un Centro para la formación y capacitación. En el año 1981 se crea el Centro Camiliano de Humanización y Pastoral de la Salud y asume la tarea como Director.

Su compromiso, dinamismo y liderazgo en la pastoral de la salud son reconocidos a nivel nacional e internacional y en el año 1986 es nombrado Coordinador Arquidiocesano de Pastoral de la Salud de la Arquidiócesis de Bogotá y en 1994 la Conferencia Episcopal de Colombia solicita a los Religiosos Camilos, en la persona del padre Adriano, asumir la animación de esta pastoral a nivel nacional y se elaboran los Manuales de Pastoral de la Salud para apoyar la formación y capacitación en todas las diócesis del país. En este mismo año el CELAM solicita al P. Adriano coordinar el  Equipo de Apoyo para animar la pastoral de la salud en América Latina y elaborar la Guía de Pastoral que ofrecerá unas líneas de acción a partir del nuevo concepto de pastoral de la salud y sus dimensiones.

El padre Adriano sigue siendo un soñador, sueña con tener una sede propia para el Centro Camiliano, una “escuela de caridad” donde muchas personas puedan formarse para servir a los que sufren a la manera de Jesús y de San Camilo y este sueño se hace realidad en 1995. Contar con una sede propia ha permitido proyectar a nivel nacional e internacional seminarios, congresos, simposios y diplomados. Para fortalecer este trabajo concibe otro sueño: una casa de encuentros con posibilidad de hospedar las personas que participan en estas actividades, la Casa de Espiritualidad Camiliana que se inaugura en el año 2009 y el Centro de Escucha San Camilo para acompañar a personas que viven situaciones difíciles, pérdidas y duelos.

Hacer memoria de estos 50 años de sacerdocio del padre Adriano Tarrarán, es darle gracias al Señor por su vida, rendirle un homenaje de gratitud y admiración por su presencia en medio de nosotros, sembrando solidaridad y esperanza, promoviendo una cultura de vida y de salud.

Gracias padre Adriano por ser nuestro guía espiritual, por sembrar en nuestros corazones el amor por los que sufren, por los enfermos, por los necesitados, por su ejemplo y testimonio de fidelidad al Señor, por creer en los laicos y laicas, por compartir con nosotros el carisma y espiritualidad de San Camilo, apoyando la conformación de la Familia Camiliana Laica en Colombia, por invitarnos a soñar y a mirar siempre el futuro con esperanza y con confianza, por ser nuestro compañero de camino y mostrarnos el rostro amoroso, bondadoso y misericordioso de Jesús.


"Nos ha tocado la mejor perla, la perla de la caridad"
San Camilo

Fuente: Centro Camiliano

Desarrollo por San Pablo Multimedia