Reunión general del clero, Septiembre de 2018

La importancia de la Dimensión Social de la Arquidiócesis

05 de Septiembre 2018
La importancia de la Dimensión Social de la Arquidiócesis
A+ A-

En la Fundación Caminos de Libertad se reunió el presbiterio de la arquidiócesis de Bogotá, para su asamblea general. Dos puntos fundamentales se abordaron en el encuentro: los proyectos emprendidos por el Centro Arquidiocesano de Dimensión Social y las acciones realizadas por la Coordinación de Diálogo con la cultura.

Iniciando la jornada, monseñor Jaime Mancera, vicario episcopal para la dimensión social de la evangelización, presentó a los más de 400 sacerdotes reunidos en el auditorio principal de la Fundación Caminos de Libertad, los proyectos fundamentales del Centro de Dimensión Social

1. Comunidades eclesiales que disciernen y generan proyectos sociales orgánicos: su objetivo es realizar una conversión hacia una nueva comprensión, desarrollo y organización del compromiso social de todos los discípulos misioneros y comunidades eclesiales.

2. Comunidades eclesiales reconciliadas y reconciliadoras: mediante el discernimiento, diseño e implementación de una iniciativa local de paz en cada comunidad parroquial.

3. Comunidades eclesiales que cuidan la casa común: se plantea un discernimiento e implementación en la comunidad arquidiocesana de una acción evangelizadora permanente a favor del cuidado de la casa común

Así mismo, monseñor Mancera, describió los proyectos que se están realizando en conjunto con las diócesis de la provincia eclesiástica de Bogotá, Proyecto Esperanza viva, Proyecto Red eclesial de la cuenca del río Bogotá, Proyecto de humanización y acompañamiento de los habitantes de la calle.

Posteriormente, la hermana Sabrina Martín, de la Congregación de las hermanas de la Sagrada Familia, presentó el proyecto Esperanza viva “este proyecto tiene como objetivo fundamental el acompañamiento, la sensibilización y la intervención de personas con problemas de adicciones de distinto tipo” indicó.

A su vez, para cerrar el primer espacio de intervenciones, el padre Wilfran Oyola, quien acompaña al Centro de la Dimensión Social en el departamento de la acción solidaria y hace parte de la junta directiva del FAMIG, explicó las acciones que se realizan desde la Fundación de Atención al Migrante, para tender la mano a los ciudadanos venezolanos que por la difícil situación de su país natal se encuentran llegando a nuestro país y en especial a Bogotá.

Durante el segundo espacio del encuentro, monseñor Mancera, como aviso parroquial, convocó a todos los sacerdotes a preparar y animar a todos sus feligreses para la Asamblea Arquidiocesana 2018, la cual se realizará el próximo 17 de noviembre.

Continuando con la asamblea, monseñor Pedro Salamanca, invitó a los presbíteros a realizar el balance general del Nuevo Rumbo. El cual tiene como objetivo hacer un ejercicio de memoria y evaluación acerca de los grandes propósitos planteados para el Nuevo Rumbo y hacer los ajustes necesarios para proseguir de manera fructuosa el proceso de conversión misionera de la arquidiócesis durante la segunda etapa del Plan de Evangelización. 

Para cerrar el segundo espacio de intervenciones, el padre Carlos Jiménez coordinador arquidiocesano del diálogo con la cultura, presentó las acciones realizadas desde su coordinación, las cuales comprende:

* Diálogo con la ciencia: se realiza desde los agentes de pastoral de diferentes universidades para planear líneas de acción evangelizadoras en estos espacios.

* Diálogo con las etnias: se realiza con comunidades indígenas, afrodescendientes que se encuentran en Bogotá, con el objetivo de apoyar y evangelizar estas comunidades.

* Diálogo con los artistas: Se hace desde dos frentes. Uno desde los artistas confesionales quienes interpretan música y están comprometidos con la Iglesia y los artistas seculares, quienes están alejados de la Iglesia, con ellos se busca un acercamiento desde la fe y espiritualidad.

Para finalizar la asamblea general, el señor cardenal Rubén Salazar Gómez, llamó a todos los sacerdotes a tomar en serio la situación de los venezolanos en Bogotá. “Yo quiero inculcarles la necesidad de acoger a todos los venezolanos como hermanos. Quiero pedirles que en cada parroquia hagamos el esfuerzo de visibilizar a los venezolanos que están allí y tratar de darles la mano”. Además, subrayó las palabras del papa Francisco en su visita de 2017 al CELAM, “América Latina es esencialmente mestiza”. Esto quiere decir, según el Señor Cardenal, que hay que aceptarnos, respetarnos, ayudarnos y enriquecernos mutuamente desde la cultura de cada raza. Por último, pidió orar intensamente por el papa Francisco “en cada parroquia este domingo demos un espacio para orar por el Papa, hay que apoyarlo con mucha oración por estos ataques que últimamente ha sufrido”.

Desarrollo por San Pablo Multimedia