La Veracruz: Joya histórica de Bogotá

21 de Mayo 2018
La Veracruz: Joya histórica de Bogotá
A+ A-

Ubicada al costado occidental del Parque Santander, entre los templos de San Francisco y La Tercera, la parroquia de la Veracruz posee una riqueza arquitectónica e histórica inigualable, debido a que en ella se encuentran sepultados algunos próceres de la patria.

 Su historia

Ocho años después de la fundación de Bogotá (1546), los conquistadores decidieron levantar una pequeña ermita, ubicada al otro lado del río Vicachá en el camino de Tunja, hoy el Parque Santander. En 1597, recibió los restos del fundador de la ciudad Gonzalo Jiménez de Quesada, traídos desde Marquitia (Tolima), antes de reposar en la Catedral Primada.

La ermita fue ampliada por la Hermandad o Cofradía de la Santa Vera-Cruz, en el año 1631. Con un estilo colonial, parecida a las iglesias primitivas de la época. Dicha Hermandad acompañó en 1816 a cerca de 80 próceres, entre ellos: Antonio Villavicencio, Francisco José de Caldas, José Ramón de Leiva, José María Carbonell, Jorge Tadeo Lozano, entre otros. Ellos fueron fusilados por las tropas españolas dirigidas por Pablo Morillo, debido a su vinculación al proceso de independencia. Posteriormente sus cuerpos fueron sepultados en una fosa común dentro de la iglesia.

El 31 de enero de 1891, fue erigida como parroquia por el arzobispo de Bogotá, Ignacio León Velasco. En 1910, la parroquia fue declarada Panteón Nacional.

Volvió a ser reconstruida en 1959 con el fin de devolverle su estilo arquitectónico colonial, el cual se mantiene en la actualidad.

 

Templo

Está constituido por una nave principal y una lateral, con varios retablos e inscripciones que hacen referencia a los próceres que se encuentran allí. Una capilla lateral en la que se encuentra la imagen de la Dolorosa, así como la del Señor Caído. En la pared oriental se encuentra el “Cristo de los agonizantes”, ante el cual pasaban su última noche los próceres, antes de su muerte. También se encuentra el “Cristo de los mártires”, preciosa joya

histórica que acompañaba, en manos de un fraile franciscano a los condenados a muerte en su penoso camino hasta el cadalso, y precedía, después el cortejo fúnebre de los próceres sacrificados, desde el cadalso hasta La Veracruz en donde recibían cristiana sepultura.

 

Su actualidad

La parroquia actualmente, lleva adelante un proceso de evangelización como lo explica su párroco Mauricio Urbina, a través de distintos frentes. El primero es el sacramental, las personas que acuden a la parroquia en su mayoría son comerciantes o trabajadores de las diferentes oficinas del sector que asisten a cualquiera de las cuatro eucaristías diarias o solicitan el sacramento de la confesión.

El segundo comprende una pastoral de evangelización, por medio de catequesis con el fin de formar una pequeña comunidad donde se pueda hacer un camino de redescubrimiento de la fe. Por eso, el padre Mauricio invita a todas las personas a que conozcan esta parroquia “extiendo una invitación a todos los fieles a conocer esta joya arquitectónica, histórica, cultural y religiosa en nuestra ciudad, tenemos una iglesia de puertas abiertas para que puedan asistir y participen de lo que significa vivir la fe en comunidad”.

 

La Veracruz: Joya histórica de Bogotá Ubicada al costado occidental del Parque Santander, entre los templos de San Francisco y La Tercera, la parroquia de la Veracruz posee una riqueza arquitectónica e histórica inigualable, debido a que en ella se encuentran sepultados algunos próceres de la patria. Ocho años después de la fundación de Bogotá (1546), los conquistadores decidieron levantar una pequeña ermita, ubicada al otro lado del río Vicachá en el camino de Tunja, hoy el Parque Santander. En 1597, recibió los restos del fundador de la ciudad Gonzalo Jiménez de Quesada, traídos desde Marquitia (Tolima), antes de reposar en la Catedral Primada. La ermita fue ampliada por la Hermandad o Cofradía de la Santa Vera-Cruz, en el año 1631. Con un estilo colonial, parecida a las iglesias primitivas de la época. Dicha Hermandad acompañó en 1816 a cerca de 80 próceres, entre ellos: Antonio Villavicencio, Francisco José de Caldas, José Ramón de Leiva, José María Carbonell, Jorge Tadeo Lozano, entre otros. Ellos fueron fusilados por las tropas españolas dirigidas por Pablo Morillo, debido a su vinculación al proceso de independencia. Posteriormente sus cuerpos fueron sepultados en una fosa común dentro de la iglesia. El 31 de enero de 1891, fue erigida como parroquia por el arzobispo de Bogotá, Ignacio León Velasco. En 1910, la parroquia fue declarada Panteón Nacional. Volvió a ser reconstruida en 1959 con el fin de devolverle su estilo arquitectónico colonial, el cual se mantiene en la actualidad. • • • • #veracruz #iglesia #historia #bogotá #cruz #próceres #colonia #arquitectura

A post shared by Arquidiócesis de Bogotá (@arquidiocesisbo) on May 17, 2018 at 7:51pm PDT

Desarrollo por San Pablo Multimedia