Hospital de Campo, grandeza del perdón

20 de Febrero 2018
 OAC - Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Hospital de Campo, grandeza del perdón
A+ A-

La Fundación Víctimas Visibles, desde su creación hace 17 años, trabaja por la reconciliación y la verdadera paz entre los colombianos. Y, una de las tantas actividades que desarrolla esta fundación, es los retiros de sanación psicoespirituales llamados Hospitales de Campo...

En el 2016, cuando se llevó a cabo el Jubileo de la Misericordia, el nuncio apostólico en nuestro país, Ettore Balestrero, y el cardenal Rubén Salazar Gómez, bendijeron estos retiros, avalados por la Iglesia. Se entregaron a la misericordia de Dios y, desde entonces, se realizan en diferentes regiones del país.

En esta oportunidad, las puertas se abrieron para los periodistas, los comunicadores sociales de diferentes medios , quienes vivieron esta experiencia de retiro.

Hospital de Campo es sanar las heridas del alma, es poder abrir las puertas del corazón y darse una oportunidad para ejercer el Apostolado de la oreja, que se traduce en la capacidad de escuchar al otro, su historia, su dolor, su vida misma y presenciar a Dios  que concede el perdón y labra caminos de esperanza.

Temática

Estos retiros que nacieron inspirados en el pensamiento del papa Francisco en una de sus homilías en Roma, en casa Santa Marta, en febrero 5 de 2015, donde expresó:“Esta es la misión de la Iglesia: curar y cuidar. Algunas veces he hablado de la Iglesia como de un hospital de campaña. Es verdad:

¡cuántos heridos hay, cuántos heridos! ¡Cuánta gente que necesita que sus heridas sean curadas! Esta es la misión de la Iglesia: ¡curar las heridas del corazón, abrir las puertas, liberar, decir que Dios es bueno, que Dios perdona todo, que Dios es padre, que Dios es tierno, que Dios nos espera siempre…!

Los retiros se dan al congregarse los miembros de la Fundación con quienes acuden al Hospital de Campo y se desarrollan bajo el siguiente esquema: Dios es el Director. Los médicos son los sacerdotes que apoyan en el retiro. Los enfermos son todos los que allí participan. Los enfermeros o enfermeras son las víctimas.

Los camilleros, son los victimarios, que oran por las almas de las personas a las que hicieron daño. El método de diagnóstico es el apostolado de la oreja y, la medicina es la Misericordia.

La fuerza del amor

Experiencia espiritual que cualquier colombiano puede vivir, donde se da el espacio para encontrarse con una realidad que nos toca a todos como ciudadanos: conocer, escuchar y vivir los relatos de víctimas y victimarios del conflicto armado en nuestra patria.

Al oír sus relatos, nos cuestionan, nos hace entender las atrocidades de la guerra, se palpa el dolor de colombianos que tejieron sus historias de vida bajo el manto de la muerte.

Ahora, ellos mismos a través de la Gracia del perdón, la que da el mismo Dios, miran adelante, con claridad, con esperanza y con deseos en el corazón, de trabajar por la reconciliación y por supuesto, con la seguridad de apostarle al nacimiento de un nuevo país.

 A continuación, video testimonial “Colombia, Hospital de Campo”:

 

 

 

Fuente: OAC

Desarrollo por San Pablo Multimedia