No tengan vuelos rastreros, vuelen alto y sueñen en grande

08 de Septiembre 2017
 OAC - Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
No tengan vuelos rastreros, vuelen alto y sueñen en grande
A+ A-

Fueron algunas de las palabras que el papa Francisco, entregó desde el balcón de la arquidiócesis de Bogotá a miles de jóvenes reunidos en la plaza de Bolívar.

Después de varias jornadas de preparación, lideradas por el padre Carlos Jiménez Zapata, coordinador de arte y cultura de la arquidiócesis de Bogotá, cerca de 22 mil jóvenes de todos los rincones de Bogotá, diócesis de otras ciudades y hasta de varios países, tuvieron un emotivo encuentro con el Santo Padre.

Desde las 3:00 a.m. empezaron a llegar expectantes y entusiastas para el encuentro con el Vicario de Cristo. Sin importar el frío bogotano, fueron llenando poco a poco plaza de Bolívar.

Con cánticos, coreografías y ondeando banderas los miles de jóvenes empezaron a calentar el ambiente. Cerca de las 10:30 a.m. llegó el esperado momento, a bordo del papamóvil Francisco arribó a la plaza. La alegría y la emoción desbordó cada rincón del emblemático punto del centro de la capital.

Después de hacer un recorrido por toda la plaza, el Sumo Pontífice, fue recibido por el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quien lo esperada en la Catedral Primada, para entregarle las llaves de la ciudad.

Después, el Papa ingresó a la Catedral acompañado de todos los canónigos, elevó una oración ante la Virgen de Chiquinquirá, patrona y reina de Colombia que llegó desde el pasado primero de septiembre a Bogotá.

A las 11:05 a.m. el papa Francisco se asomó al balcón de la arquidiócesis de Bogotá, acompañado por el señor cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá y primado de Colombia. El Papa siempre con una sonrisa en su rostro se dispuso a dirigir unas palabras a las miles de personas que lo esperaban. "Los saludo con gran alegría y les agradezco esta calurosa bienvenida. Para mí siempre es motivo de gozo encontrarme con los jóvenes”, afirmó.

El Santo Padre, invitó a todos los jóvenes a no tener miedo “No le tengan miedo al futuro, atrévanse a soñar a lo grande. A ese sueño grande yo hoy los invito. Por favor no se metan en el “chiquitaje”, no tengan vuelos rastreros, vuelen alto y sueñen grande”.

No fue un discurso convencional, aunque en su mano derecha tenía preparada sus palabras, pero en algunos momentos salió su característica espontaneidad, incluso haciendo referencia al fútbol colombiano y al “refajo”. Fue un diálogo cercano, con algunas pausas para escuchar lo que las personas gritaban. Un mensaje colmado de aliento, de alegría, de fe y de esperanza.

A continuación, las palabras completas del Papa a todos los presentes en la plaza de Bolívar:

Video: Canal Institucional 

Fotos: Nicolás Ruiz Sandoval-OAC

Desarrollo por San Pablo Multimedia