En la parroquia se aterriza la realidad de la evangelización

06 de Junio 2017
 Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones- OAC Bogotá
En la parroquia se aterriza la realidad de la evangelización
A+ A-

Con la asistencia de más de 1.800 laicos pertenecientes a las parroquias que cobijan las vicarías de Espíritu Santo, San José y San Pablo, de la arquidiócesis de Bogotá, se realizó en el Coliseo Cubierto Santa Isabel de Hungría al sur de la capital, el envío oficial  de estas comunidades parroquiales misioneras, que aceptaron el reto de pertenecer a los EPEM Y COPAE, liderados por sus párrocos.

Estos laicos comprometidos durante tres años con el trabajo de los Equipos Parroquiales de Evangelización Misionera, EPEM, y los que forman el Consejo Parroquial de Asuntos Económicos COPAE, serán los encargados en sus parroquias de trabajar en todos los procesos de evangelización, de transmitir alegría, entusiasmo y generosidad, al anunciar el Reino de Dios.

Así mismo, dentro de estas tareas está la de ayudar a administrar los bienes de la parroquia y la consecución de lo recursos necesarios para la misión evangelizadora.

La parroquia, un ser vivo

Los laicos, animados por las melodías del grupo musical Estigma, la vivencia de la Sagrada Eucaristía, los testimonios reales sobre la importancia de pertenecer a estos equipos parroquiales y el compartir sobre las expectativas comunes para ayudar a la misión evangelizadora de la Iglesia Arquidiocesana, vivieron en la mañana del sábado 3 de junio, este encuentro organizado por la Vicaría de Evangelización de la arquidiócesis de Bogotá.

El cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de la arquidiócesis de Bogotá, primado de Colombia y presidente del CELAM, y el obispo auxiliar de Bogotá, monseñor Pedro Salamanca, nos amplían a continuación la vivencia de esta jornada de bendición y envío de estas comunidades parroquiales:

Por otra parte, jóvenes pertenecientes  a varias parroquias también manifestaron sus opiniones sobre el valor de los EPEM Y COPAE, a continuación:

 Al finalizar, la invitación general dentro del marco de esta jornada  para todos los participantes fue la de seguir con la formación, a crear un ambiente fraterno con cada equipo conformado dentro de las parroquias, a  seguir conociendo y estudiando el documento del Nuevo Rumbo, dentro plan de evangelización de la arquidiócesis de Bogotá y por supuesto a seguir con el conocimiento y reflexión sobre los EPEM y el COPAE.

A continuación homilía completa y bendción de envio señor cardenal Rubén Salazar Gómez:

 

 

Fuente: OAC

Desarrollo por San Pablo Multimedia