Bodas de Plata episcopales del señor cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá, primado de Colombia

24 de Marzo 2017
 Aglaya Alvarado López
Bodas de Plata episcopales del señor cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá, primado de Colombia
A+ A-

La arquidiócesis de Bogotá celebra con júbilo las Bodas de Plata Episcopales de su Arzobispo. Eucaristía sábado 25, Catedral Primada 10:30 am

Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad

Aquí en Bogotá, como en Barranquilla y en Cúcuta. Como desde niño en Ibagué, su segunda ciudad, donde estudió y formó su carácter y su vocación, bajo la tutela de su tío, monseñor Jesús Salazar.

El ahora arzobispo primado de Colombia, el cardenal Rubén Salazar Gómez, ha cumplido sus bodas de diamante personales, de oro presbiterales y de plata episcopales. Motivos de sobra para una sentida y especial celebración, a la que se une su grey, su presbiterio, sus amigos.

Monseñor Rubén nació en Bogotá el 22 de septiembre de 1942, en el hogar de Narsés y Josefina. Pronto se traslada a Ibagué y en el Seminario Menor San Joaquín estudia bachillerato y Filosofía. En Roma, en la Pontificia Universidad Gregoriana, obtiene la licenciatura en Teología y en el Pontificio Instituto Bíblico, la licenciatura en Sagradas Escrituras.

Monseñor José Joaquín Flórez Hernández, obispo de Ibagué, lo ordena presbítero el 20 de mayo de 1967 -apenas terminado el Concilio- y allí desarrolla una amplia labor pastoral como párroco, capellán, maestro y formador del Seminario. En 1987 dirige el departamento de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal de Colombia, es miembro del Pontificio Consejo Cor Unum yrepresentante de los países bolivarianos en el Consejo Ejecutivo de Caritas Internationalis.

San Juan Pablo II lo nombra obispo de Cúcuta el 11 de febrero de 1992 y es ordenado por el entonces nuncio Paolo Romeo el 25 de marzo, en la Solemnidad de la Anunciación. Luego de siete años es elegido como tercer arzobispo de Barranquilla y el 15 de mayo de 1999 toma posesión de su nueva sede.

“… yo quiero que sepan que este es un proceso de crecimiento y yo estoy muy comprometido y que me voy a quemar hasta el último minuto por esta Arquidiócesis y por sus fieles…”1

El nuevo Papa, Benedicto XVI el 8 de julio de 2010 lo nombra Arzobispo de la sede primada de Colombia y toma posesión el 13 de agosto, siendo Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, cargo al que fue reelegido en 2012.

El papa Benedicto anuncia, el 25 de octubre de 2012, que en el Consistorio de noviembre lo creará Cardenal de la Iglesia Católica con el Título de la Iglesia de San Gerardo Maiella, como Cardenal presbítero. Participó en el cónclave de 2013, que eligió al papa Francisco. El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) lo elige como presidente para el periodo 2015-2019.

En El Vaticano es miembro del Consejo Pontificio de Justicia y Paz, de la Pontificia Comisión para América Latina, de la Congregación para los Obispos y miembro de la APSA, dicasterio que se encarga de la Administración del Patrimonio de la Santa Sede.

Para los fieles de la arquidiócesis de Bogotá ha sido una gracia la presencia de este Pastor, que a través del plan de evangelización (PlanE) ha puesto a la Iglesia en salida, misión permanente en búsqueda de las ovejas perdidas que tanto necesitan del cuidado pastoral y de la presencia de Jesucristo entre esta difícil porción del tejido social.

Sus cualidades humanas se hacen presente no sólo en el cariño y cercanía que manifiesta hacia sus fieles en las habituales visitas a las parroquias, sino como padre y pastor de su clero, al que conoce por su nombre. Es admirable su conocimiento bíblico y de los documentos de la Iglesia, que se percibe en las charlas, homilías, documentos y diversas predicaciones.

 

1 Entrevista El Catolicismo, ed. 3525, agosto de 2010

Fuente: Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones

Desarrollo por San Pablo Multimedia