Obispos  mexicanos  piden “respeto al migrante”

27 de Enero 2017
Obispos  mexicanos  piden “respeto al migrante”
A+ A-

Después del anunció de Donald Trump de gravar en un 20% las importaciones de México para construir el muro fronterizo, los obispos de ese país expresaron su  rechazo y dolor y precisan que edificar el muro hará que “muchas personas que viven su relación de familia, fe, trabajo o amistad, quedarán bloqueadas aún más por esta inhumana interferencia”.

Los obispos de México levantan su voz, poco después de que lo hicieran los estadounidenses, retomando parte del comunicado de ellos, para expresar rechazo “con profundo dolor, a través de los medios de comunicación recibimos la noticia sobre la orden ejecutiva que el  Presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, firmó para dar inicio a la construcción del muro fronterizo”.

La Casa Blanca indicó este jueves que haría pagar a México la construcción del controversial muro que quiere levantar en la frontera mediante un impuesto del 20% a sus importaciones "Haciendo eso, prevemos recaudar unos 10.000 millones de dólares por año y gracias a ese mecanismo el muro se pagará fácilmente", dijo Sean Spicer vocero del presidente Trump.

Spicer, no entregó  más detalles sobre la forma de aplicación de ese impuesto ni la fecha en que comenzaría a regir. Solo aseguró que podría estar incluido en una reforma fiscal más amplia. Así mimo, dijo que ese gravamen es una forma de respetar a los contribuyentes estadounidenses y afirmó que el tema ya ha sido considerado con miembros de ambas cámaras del congreso.

Por su parte, los obispos de México asuguran “respetamos el derecho del gobierno de los Estados Unidos de cuidar sus fronteras y sus ciudadanos, pero no creemos que una aplicación rigurosa e intensiva de la ley, sea la manera de alcanzar sus objetivos, y que por el contrario estas acciones son generadoras de alarma y temor entre los inmigrantes, desintegrando muchas familias sin mayor consideración”.

Los obispos de la frontera norte de México y la frontera sur de Estados Unidos, que  han venido trabajando, desde hace más de veinte años, por la mejor atención a los fieles que habitan dos países hermanos, enmarcados propiamente en una sola ciudad; comunidades de fe atendidas por dos diócesis (como Matamoros y Brownsville, o Laredo y Nuevo Laredo).

Como Iglesia que camina en México, indica el comunicado “seguiremos apoyando cercana y solidariamente a tantos hermanos nuestros que provienen de Centro y Sudamérica, y que van en tránsito a través de nuestro país hacia los Estados Unidos. Expresamos nuestro dolor y rechazo a la construcción de este muro, e invitamos respetuosamente a hacer una reflexión más profunda acerca de los modos como puede procurarse la seguridad, el desarrollo, la activación del empleo y  otras medidas, necesarias y justas, sin provocar más daños de los que ya sufren los más pobres y vulnerables”.

El presidente de México Enrique Peña Nieto, afirmó en un mensaje a la nación, que su país no pagará por el muro, “es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro que, por supuesto, México no pagará”. Además, canceló su viaje  a Washington previsto para el próximo 31 de enero, "Esta mañana hemos informado a la Casa Blanca que no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes” dijo el mandatario mexicano en su cuenta de Twitter.

Imágenes: Telemundo, Iglesia Católica en Salida ICES

Fuente: https://es.zenit.org, clarin

Desarrollo por San Pablo Multimedia